Jamón Ibérico de Guijuelo y sus Paletas

Estándar

Si te gusta el buen Jamón ibérico, conocerás la Denominación de Origen  Jamón de Guijuelo. Guijuelo, situado al sudeste de la provincia de Salamanca, presta su nombre a esta Denominación de Origen tan importante en nuestro territorio.

Su clima, un invierno frío y seco y un verano corto y suave, favorece el perfecto secado y maduración de los jamones.

Es una de las Denominaciones de Origen más importante de España, dedicándose un gran porcentaje de su población, al mundo del Jamón ibérico.

Hoy quiero hablarte de los tipos de Jamones y Paletas ibéricas con las que cuenta esta Denominación y sus características, para que así, puedas diferenciar ciertos aspectos a la hora de elegir un buen jamón.

Jamón Ibérico

 

– Jamones y Paletas ibéricos de Bellota: Los cerdos que se eligen para la elaboración de estos productos, son engordados en el periodo de montanera a base de bellotas y hierbas de las dehesas. Si quieres comprar un Jamón ibérico de Bellota o una Paleta ibérica de Bellota con Denominación de Origen Jamón de Guijuelo, y asegurarte de que están certificados por el Consejo Regulador, fíjate en su precinto inviolable. Debe ser de color rojo y estar numerado, además de indicar la añada. Estas piezas se caracterizan por tener una forma estilizada y como no, por su pezuña negra.

Jamón Ibérico

 

– Jamones y Paletas ibéricos de Recebo: Los cerdos que se escogen para la elaboración de estos productos, son engordados en montanera a base de bellotas y posteriormente completan su cebo a base de piensos de cereales y leguminosas.Si quieres comprar un Jamón ibérico de Recebo o una Paleta, fíjate en su precinto azul, numerado.

Jamón Ibérico

 


– Jamones y Paletas ibéricos de Cebo: Los cerdos, en este caso, son engordados a base de piensos naturales, controlados por el Consejo Regulador, complementando a la bellota o de forma exclusiva.Si vas a comprar un Jamón ibérico de Cebo o una Paleta, fíjate en su precinto verde y numerado.

 

Hoy en día, en el mundo del jamón, y sobre todo del jamón ibérico, te pueden dar “gato por liebre” así que espero haberte ayudado con estos consejos.  Si te ha gustado no te olvides de compartirlo con todo el mundo, desde aquí te lo agradezco mucho ¡GRACIAS! :)




2 Comments

Responder