3 puntos básicos para la conservación del queso

Estándar
3 puntos básicos para la conservación del queso
1 (20%) 1 voto

Consejos para la conservación del queso

Formas de conservacion del queso

 

El Queso…en mi opinión, uno de los manjares más exquisitos, pero… ¿Lo sabemos degustar y apreciar con todas sus cualidades hasta terminarlo?

Para poder deleitarse con todo su sabor debemos tener en cuenta una serie de consejos de conservación:

1 – ¿A qué temperatura conservar el queso?

Las temperaturas demasiado frías hacen que los quesos se agrieten y resequen, por ello dependiendo del tipo de queso, habrá que mantenerlos a una u otra temperatura. Por ejemplo, los quesos de pasta dura requieren una temperatura entre 8º y 12º grados y los de pasta blanda y azules entre 4º y 8º grados. Hay frigoríficos que tienen departamentos especiales que mantienen la temperatura ente 6º y 10º grados, pero si no disponemos de ellos lo más recomendable es guardarlos en el cajón de la verdura.

2 – ¿Cómo tapar un queso?

Lo mejor es taparlos con su envoltorio original, papel de film o aluminio, sin apretarlos demasiado ya que el queso puede recalentarse y aparecer moho. Se pueden utilizar tuppers, pero hay que tener cuidado con los quesos blandos, ya que se corre el riesgo de que fermenten por falta de oxígeno y se produzcan olores pútridos. Para los quesos con mohos en superficie, lo más recomendable es taparlos con un trapo de algodón humedecido.

3 – Modos de conservación del queso

Hay varias formas de conservación si os ha sobrado queso. Congelarlo es una de ellas, (no compartida por todo el mundo) pero sólo se puede hacer con queso que contenga más de un 45% en grasa. Si congelamos los que tienen menos contenido en grasa se pierde la textura y se vuelven granulosos.

Otra buena forma de conservarlo es en aceite, recomendado para quesos tipo Manchego. Se corta en trozos, se introduce en un bol de cristal y se añaden hierbas aromáticas y un buen aceite de oliva.

Para terminar, no os olvidéis de sacar el queso del frigorífico entre una hora o una hora y media antes de consumirlo, para poder disfrutar plenamente de su sabor y textura.

¡¡Animaros y añadid vuestros consejos!! Seguro que conocéis unos cuantos y estamos deseando leerlos

Comprar los mejores quesos artesanos

 

Si te gustó, pinta, colorea, distribuye




  • Javier

    y si se trata de un buen queso, en casa, no es necesario conservarlo ¡desaparece al instante!

  • Jesus Oviedo

    Otra buena forma de no desperdiciar el queso que se nos queda ” seco” es hacer nuestra propia crema de queso.Rallando el queso bien fino, añadiendo un buen aceite de oliva o mantequilla y alguna especia aromática, la tenemos lista.

    • Sabor de Siempre

      Y deliciosa, si es una buena materia prima, nos quedará una excelente crema. Muchas gracias Jesús

  • Angela

    Comparto mis indicaciones para la conservacion del queso Parmigiano Reggiano del que soy gran amante y conocedora. Además aprovecho para señalar que en el congreso San Sebastián Gastronómika el día 9 de octubre a las 10,45 hay una charla gratuita sobre Grandes Quesos Italianos (http://www.sansebastiangastronomika.com/es/off/off-angela-barusi-201207041253.php)

    Cuando se compra un trozo de Parmigiano Reggiano cortado al momento o cuando se extrae de la confección al vacío, se tiene que conservar en nevera a una temperatura entre 4 y 8º C.
    El Parmigiano Reggiano mantiene intactas sus características organolépticas si se conserva a un nivel de humedad optimo (en una nevera ventilada el queso tiende a secarse) y lejos de otros alimentos (la parte grasa del queso tiende a absorber otros olores presentes en la nevera).
    Por esto se aconseja utilizar contenedores en cristal o plástico. Otra solución es envolverlo en films para alimentos. De este modo el Parmigiano Reggiano puede conservarse durante largo tiempo recordándose de controlar periódicamente que no se alteren las condiciones de conservación.
    Aconsejo no congelar NUNCA el Parmigiano Reggiano.
    Duración en nevera:
    El Parmigiano Reggiano confeccionado al vacio se puede conservar en nevera durante varios meses. Cada empresa confeccionadora se encarga de aplicar en la confeccion la fecha de utilización precedida por la frase”da consumarsi preferibilmente entro…” .
    Una vez abierta la confección, o en el caso de un trozo de queso cortado directamente de una forma entera, las indicaciones o sugerencias sobre el periodo de conservación dependen de la humedad del queso (curación):
    Para un queso joven (15-18 meses, por lo tanto rico de humedad) la conservación puede ser de 15 dias. Para un Parmigiano Reggiano de curación clásica (24 meses o más) la conservación es aproximadamente de un mes.
    Si en la superficie se desarrolla un poco de moho, es posible removerlo con un cuchillo sin que esto afecte de manera importante el sabor del queso.

    • Sabor de Siempre

      Muchísimas gracias por compartir tus conocimientos sobre la conservación del parmigiano, tomamos nota. Mucha suerte con la charla en el congreso!